viernes, 12 de febrero de 2010

Got talent?

La NBA es especial. Allí el espectáculo es un recurso energético inagotable. Lo veremos este fin de semana, porque mientras en Cádiz le ponen chirigota, en Las Palmas lo visten de reina o en Río de Janeiro lo bailan a ritmo de sambódromo, Estados Unidos prefiere la ingestión de hot dogs para recibir al carnaval.

Se trata de una organización exagerada. Lo vimos el pasado domingo con la Superbowl; y la primera potencia económica del mundo lo vuelve a repetir siete días después en el estadio de los Cowboys de Dallas. Nada menos que una megaestructura preparada para albergar 100.000 espectadores (quintuplicando el aforo medio del Staples Center o el Madison una tarde cualquiera), lo que supondrá un record guinness de asistencia a un partido de baloncesto.

Va a ser una demostración vasta de poderío de una liga que vuelve a tener el agua al cuello como el año pasado por estas fechas. ¿Motivo? El convenio colectivo. No les cuadran las cuentas a empresas tan altas como New York, Boston o San Antonio y desde la comisión de la liga han propuesto rebajas salariales para los jugadores más veteranos e impuestos de lujo para los equipos que excedan el tope salarial. Los clubes están arruinados y vuelven los rumores de huelga. Desde el sindicato de jugadores, presidido por Derek Fisher, califican de "ridículas" las propuestas de David Stern.

Pero eso no importa cuando se enfrenten el Este contra el Oeste, cuando Shannon Brown desafíe el poder de “KryptoNate” Robinson en el concurso de mates, cuando aparezca Shaquille para marcarse unos pasos de breakdance (aquellos que tanto cautivan a la mujer del hombre al que alguien echó un mal de ojo esta temporada, Gilbert Arenas; cornudo y pistolero, cual versión del prototipo de americano que todos conocemos).

El lunes todo tendrá un regusto a fiesta de cumpleaños. La digestión promete ser muy pesada… y es que no nos engañemos, será una cena americana, copiosa y extravagante.


Aún así, cualquier aficionado a este deporte no se lo perderá. En España tenemos dos razones barbudas de peso: los hermanos Gasol. Uno aparecerá por el partido del Got milk? O lo que es lo mismo, Rookies Vs. Sophomores. Los de segundo año parten con más opciones, a priori. Los OJ Mayo, Marc Gasol, Michael Beasley o Rusell Westbrook parecen demasiado para una hornada de novatos que poco está demostrando y que tendrá que confiarlo todo al irregular y últimamente desaparecido Brandon Jennings y a un proyecto de All-Star que está incubando la capital de California, Tyreke Evans. El de Sacramento (quizá, al lado de su compañero israelí Omri Casspi), será el principal argumento para intentar el milagro.

El mayor de los Gasol, Pau ha sumado más de un millón de votos por Internet, y se cuela por tercera vez en una fiesta que no va con él. Pau es All Star por derecho de admisión aunque no lo veremos en el quinteto inicial. Ha entrado después de que durante muchos años “Yankeeworld” le dijera… “No nos gustas, no das espectáculo”.

Pero Pau es el tío más inteligente que ha pisado las pistas de parket oscuro americano en muchos años. El domingo será suplente de un jugador anclado en sus cualidades físicas, que nunca fueron eternas, y con una tara de talento a veces desagradable: Amare Stoudamire.

Pero todos los ojos se posarán esta vez en el jugador más joven en alcanzar los 14.000 puntos (se dice pronto), Lebron James. El MVP de la pasada temporada regular jugará su octavo partido de las estrellas (si contamos los dos que disputó como novato y jugador de segundo año).

King James contra nadie

Porque hace dos años Lebron pudo a Kobe. El año pasado Kobe pudo con Lebron. Ningún duelo Jordanesco tendrá lugar este año. Bryant está lesionado. Se pospone esta vez el duelo al sol de los dos únicos dignos de comparación con “Su Alteza”.

En un ejercicio de futurismo me apuesto la perilla (y no la pierdo), a que el niño más precoz de todos los tiempos en la NBA (fundador del club “Al salir de clase”, con el que Andrés Montes calificaba a los jugadores que daban el salto a la NBA desde High School sin pasar por la Universidad) será el MVP el domingo por la noche. ¿Quién le va a negar el caramelo a la máquina más perfecta que ha creado este deporte?

Nadie. Por aquello de la honrilla, Texas apoyará al “local” Dirk Nowitzki, (finalmente, también estará el domingo Jason Kidd, que sustituye a Kobe Bryant; un aliciente extra para la afición) pero el Oeste perderá ante el estilismo de Wade y la fuerza bruta de Lebron. Productos del 2003, la mejor cantera de la historia reciente de la liga, los dos cogeran sus bártulos este verano para lanzarse a la aventura más apasionante que verán sus bolsillos jamás... algo así como una proclama a teñir su musculado cuerpo negro del oro verde americano. No exagero en cuanto al metal, porque humildemente 25 millones de dólares al año le hacen replantearse a uno que caprichillo o golosina le gustaría para su cumple (así ocurre luego que se encaprichan de estatuas de 70 millones, como un ruso que quería comprarse España…).

No sería de extrañar que un ejército de general managers intente echar sus zarpas sobre estos dos genios durante estos días. ¿Acabará alguno en la “Gran Manzana”? Porque en la ciudad del despilfarro llevan ya 40 años sin anillo.

Será interesante constatarlo.

Los partidos durarán muchas horas, quizás tres, porque así State Farm engordará a más americanos. Por lo tanto, si eres de los perezosos del… ¿Qué me pongo?; Joder, si ya no me cabe mi traje de Mario Bros… no lo dude, All Star Game.

...

El baloncesto también tiene tiempo para emocionarse... Uno de los mejores directos que he visto en los últimos tiempos.


video

4 comentarios:

  1. puff vaya all star más decepcionante. el año que viene tengo que hacer lo que sea para volver a entrar en el traje de Mario Bros. Y si no me disfrazo de Charles Barkley y asunto resuelto. ¡Vaya tostonazo!

    ResponderEliminar
  2. Vaya maravilla de actuación de Alicia Keys en el Cowboys Stadium de Dallas!! AWESOME!! Se ha comido el escenario. Una tranquilidad, un saber estar, una voz pura, sin retoques. Un directo de muchísimos kilates. Con esta canción lo ha petado ya definitivamente http://www.youtube.com/watch?v=0UjsXo9l6I8 adaptándola al evento del All Star al final. Usher y Shakira han pululado sin pena ni gloria en comparación con esta crack. Intentaré buscar el enlace original de lo que ha pasado esta noche.

    El partido no está nada mal, el más serio que se ha visto en muchos años. Pau está dando grandes minutos para su equipo, rindiendo muy por encima del titular Stoudamire y del otro center Chris Kaman. En 9 minutos ha conseguido de momento 9 puntos, 3 rebotes y un tapón. Aún así, el sobrevaloradisimo (lo juro ante el Tribunal de la Haya) Amare Stoudamire sale de titular en la segunda parte. El 76-69 del marcador le da opciones a Lebron de conseguir el MVP. Si remonta el Oeste sin duda se lo llevara Carmelo Anthony.

    El record guinness no está defraudando

    ResponderEliminar
  3. Ya han salido las cifras de asistencia oficial al estadio. Se confirma el Record Guinness. 108.713 espectadores!!!

    Impresionantes jugadas entre Wade y Lebron... con lo que ha machacado LB23 esta noche, hubiera ganado ayer el lamentable concurso de mates

    ResponderEliminar
  4. Final del partido. Victoria del Este por un ajustadísimo 141-139. Aunque Carmelo Anthony tuvo el último balón para el Oeste, finalmente no entró el triple del alero de Denver.
    El MVP ha sido para Dwyane Wade, que ha firmado unas estadísticas espectaculares al anotar 28 puntos, repartir 11 asistencias y robar 5 balones. Un partido para enmarcar. Una gran noche de baloncesto. Esta vez mereció la pena trasnochar. La NBA se disputa en EE.UU. así que verla tiene estos riesgos, jeje.

    ResponderEliminar